lunes, 6 de abril de 2009

Llamado por Dios Jeremias 1:5-10

ROCK OF SALVATION CHURCH 2118 N CENTRAL PARK AVE CHICAGO ILLINOIS 60647. UNITED STATES OF AMERICA

Rev. Samuel M Gonzalez

http://perlitaspastorales.blogspot.com

BILINGUAL BLOGS, HAGA CLICK SOBRE LA DIRECCION

http://joyasdelabiblia.blogspot.com
http://joyasdelabiblica.blogspot.com


Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Y yo dije: !!Ah!!!Ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.

El pasaje sobre el que recapacitaremos hoy, lo envía desde Quito, Ecuador, el hermano William Muñoz. Quien nos dice en su correo: “Dios le continúe bendiciendo mi hermano Samuel, todos los días que recibo sus mail me edifican y me dan mucho valor, además que lo tomo como mi devocional aquí en el trabajo. Uno de mis pasajes favoritos es Jeremías 1:5-10, ruego lo analice. Bendiciones de Dios para el hermano Muñoz, su familia y ministerio.

Siempre he creído que todo el que tiene o cree tener ministerio, debiera echarle un ojo a Isaías capitulo 6 y a Jeremías capitulo 1.Jeremías capitulo uno relata el llamado al ministerio profético que Dios le hizo a Jeremías, e Isaías capitulo seis narra el llamado de Dios al profeta Isaías. En los dos pasajes queda claro que el llamado de Dios, tiene deberes, privilegios y urgencia. Tiene deberes, pues el ministro está encargado y obligado a cumplir su misión, sin tener en cuenta su propia debilidad. Tiene privilegios, pues el enviado de Dios tiene la seguridad de que Dios estará con él, Cristo envío a sus discípulos y les dijo:”Yo estoy con vosotros todos los días y hasta el fin del mundo”. Finalmente el llamado de Dios tiene urgencia .La urgencia de una obediencia en fe. La certeza del mensaje divino es completa, el mensajero nunca duda de que su mensaje sea fidedigno, y que la promesa dada por Dios debe ser entregada cuanto antes al pueblo.
En el llamado de Jeremías vemos cuatro aspectos importantes: Ver 5-10
  1. Fue un llamado directo de Jehová. No fué el producto de la reflexión de su mente, ni tampoco el producto de sus impulsos internos, sino que fué el resultado de una revelación divina, una voz inspiradora desde el exterior.
  2. Hubo una consagración divina: Ver 9 y 10
    El sintió que la mano de Dios lo tocó, esto fué una prueba palpable del sustento de Dios, el tocar su boca significaba dotación, equipamiento y cualificación. Todo lo que hagamos en la obra de Dios, depende de que él nos capacite. La persona que es escogida para el reino de Dios desde antes de su nacimiento, debe ser capacitada primero antes de ejercer su llamado. Por esto Pablo dijo: “Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia, revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre, ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco. Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días”. Pablo dice que Dios primero lo aparto desde el vientre de su madre. Luego lo llamo, en el camino a Damasco y por ultimo lo capacito tres años en el desierto.
  3. Hubo señales que confirmaron su llamamiento
    Jeremías vió en el espíritu, esto fué una prueba confirmatoria de su llamado, Dios le asignaba una comisión especial, y esta visión era prueba a) de la certeza del cumplimiento de la palabra profética b) de que el contenido de la predicación era fidedigno.
  4. Hubo una seguridad sobrenatural de que iba a recibir ayuda.
    Jeremías es comisionado para llevar un mensaje fuerte, pero siempre tuvo la seguridad de la asistencia divina. Solo la completa seguridad que tenia en la palabra que estaba predicando, podía mantenerlo en los momentos difíciles del llamado.

Antes que yo te formara. Declaración enfática de la soberana decisión de Dios de escoger a Jeremías para su misión profética. Te conocí (o escogí) es paralela a te consagré (o reservé, santifiqué) y te puse (o di), que añade la idea de comisión. Dios escoge los que van a trabajar para él, sin tener en cuenta lo incapacitados que sean. El señor jamás permite que a sus siervos les falten las fuerzas, que el tiempo y el lugar requieren. Cuando el señor llama, también guía y capacita. El llevar a cabo un oficio para Dios, nos asegura también el soporte y la ayuda divina .La palabra de Dios sigue siendo poderosa a pesar de lo débil del mensajero.





VISITE TAMBIÉN


http://joyasdelabiblia.blogspot.com/

http://lecturabiblicaparahoy.com/reflexion/indexComparte.php